Familiares de indígenas aislados critican la creación de una “reserva”

Excavadoras entrando en territorio de los indígenas aislados ayoreo.
Excavadoras entrando en territorio de los indígenas aislados ayoreo.
© GAT/Survival

Familiares de uno de los últimos pueblos indígenas aislados del mundo han condenado los planes de una empresa brasileña de convertir parte de su tierra en una “reserva natural”.

La empresa, Yaguarete Pora S.A., anunció dichos planes tras destruir miles de hectáreas de la tierra de este pueblo indígena y después de haber sido fuertemente criticada por ello en la prensa paraguaya e internacional.

Los familares del pueblo indígena, los ayoreo totobiegosode, escribieron al ministro del Ambiente de Paraguay señalando que los planes de crear una “reserva” violaban sus derechos, así como el derecho internacional y la legislación paraguaya. Los totobiegosode llevan solicitando la titularidad legal sobre su tierra desde 1993, pero la mayoría de ésta sigue aún en manos privadas.

“Garantizamos la conservación de los bosques de nuestro territorio en trámite, de acuerdo al manejo que siempre hicimos de estas tierras muy bien conocidas por los Ayoreo Totobiegosode. Vivimos del bosque y lo cuidamos”, dice la carta enviada por la organización totobiegosode OPIT al ministro del Ambiente.

“Es tiempo de que la SEAM [Secretaría del Ambiente] solucione este gran problema para los Ayoreo Totobiegosode y su Patrimonio Natural y Cultural. Usted ya tiene las pruebas de lo que está pasando con nuestros bosques, con los lugares de la historia de nuestro pueblo, donde siempre vivimos, con los montes que se van y donde viven nuestros parientes sin contacto. Y volvemos a solicitar que nos ayuden en este largo camino que comenzamos en 1993.”

Según declararon hoy fuentes internas a la organización de derechos humanos Survival International: “Esto es sólo un enrevesado intento de desviar la atención del hecho de que Yaguarete ha destruido buena parte de la tierra de los totobiegosode y de que pretende seguir haciéndolo. También significa que la empresa sigue siendo la propietaria de la tierra, y que no se ha transferido la propiedad a los propios totobiegosode. Es una artimaña de relaciones públicas de la peor calaña.”