La gripe A golpea a los yanomami en la Amazonia brasileña

Familia yanomami
Familia yanomami
© 1980 Victor Englebert/Survival

Dos hombres yanomami han contraído el virus de la gripe A y se sospecha que un niño de 10 años de la misma comunidad también esté infectado.

Aunque a finales de diciembre se confirmó que los dos hombres estaban afectados, la noticia acaba de salir a la luz.

La Fundación Nacional de Salud de Brasil, FUNASA, ha trasladado en helicóptero al niño yanomami hasta la ciudad de Santa Isabel do Rio Negro para que reciba tratamiento. Se le están realizando pruebas con el objetivo de confirmar si padece gripe A y, según la propia FUNASA, pronto estarán disponibles los resultados.

Con una población de 32.000 individuos, los yanomami son el pueblo indígena relativamente aislado más grande de la Amazonia. Viven en una zona remota de la selva, en el límite fronterizo entre Venezuela y Brasil. A causa de su aislamiento tienen muy poca resistencia ante enfermedades introducidas como la gripe.

Epidemias pasadas que afectaron a los yanomami han demostrado la gran velocidad a la que puede extenderse la gripe y con qué rapidez puede debilitar un sistema inmune ya de por sí debilitado y causar enfermedades derivadas peligrosas y potencialmente mortales como la neumonía.

El pasado mes de noviembre siete yanomami de la parte venezolana de la frontera murieron en un brote de gripe A en espacio de dos semanas.

Se teme que los casos actuales de gripe A puedan indicar el comienzo de un brote similar.

En octubre de 2009 Survival publicó un informe en el que destacaba la amenaza específica que supone la gripe A para los pueblos indígenas de todo el mundo.