La ONU a grupos armados colombianos: “Abstenerse de reclutar niños indígenas”

Los nukak son uno de los pueblos indígenas afectados por el conflicto armado colombiano.
Los nukak son uno de los pueblos indígenas afectados por el conflicto armado colombiano.
© Gustavo Pollitis/Survival

Un informe del relator especial sobre pueblos indígenas de la ONU insta a los grupos armados de Colombia a que dejen de reclutar a niños indígenas para sus causas.

El informe, redactado por el profesor James Anaya, cita el conflicto armado entre el ejército colombiano y grupos paramilitares del ala izquierda como las FARC como una de las principales amenazas para los pueblos indígenas de Colombia. Ha dado lugar a numerosos asesinatos, huidas forzosas y una grave escasez de comida. Pero, sobre todo, ha afectado a las mujeres y a los niños indígenas, que son víctimas de la violencia sexual o reclutados por la fuerza.

“Es evidente que la situación de los indígenas resulta exacerbada e intensificada por causa del conflicto armado interno que aflige al país. Según casi todos los indicadores, el conflicto armado afecta de manera desproporcionada a los pueblos indígenas del país”, declara el informe.

El motivo principal por el que los pueblos indígenas se están viendo especialmente afectados por el conflicto armado reside en la localización de sus territorios. Estos poseen un valor estratégico para los grupos armados y para el tráfico de drogas que en el que están involucrados.

El informe también alude a la pasividad del Gobierno, a la falta de justicia, a los “mega proyectos” y a las fumigaciones que se llevan a cabo para acabar con los cultivos ilegales, como causas de la grave y preocupante situación de la población indígena de Colombia, que requiere de una respuesta inmediata. Las fumigaciones han generado graves problemas de salud y “crisis alimentarias”.

El informe, que se publicó el 8 de enero, recoge los datos recopilados el año pasado por el profesor Anaya en una visita a Colombia.

El caso del pueblo indígena nómada de los nukak, que se ha visto “forzado a desplazarse a las zonas urbanas” desde la selva, recibe una mención.

Lee el informe de la ONU disponible en la web de la Organización Nacional Indígena de Colombia.