Los penan en una exposición del Proyecto Edén sobre la palma de aceite

La nueva exposición de Eden Project muestra a los indíegnas penan.
La nueva exposición de Eden Project muestra a los indíegnas penan.
© Eden Project/Survival.

Una nueva exposición en el famoso parque temático británico Eden Project (Proyecto Edén) presenta a los penan de Sarawak y la destrucción de sus bosques por las plantaciones de palma de aceite.

Situada en el popular espacio Bioma Tropical, la exposición incluye una cita de un penan, cuyo pueblo intenta evitar la entrada de la industria de la palma de aceite a su tierra:

“Las empresas de palma de aceite están destruyendo el bosque. Acabarán con nuestro hábitat natural, la única fuente de alimento para los penan. Ojalá el Gobierno detenga este tipo de ‘desarrollo’, como lo llaman”.

El año pasado Survival visitó las comunidades penan cuyos bosques han sido talados y sus tierras convertidas en cultivos de palma de aceite por la empresa china Shin Yang. Un hombre penan explicó a los investigadores: “Cuando empezó la tala, pensamos que estábamos ante un grave problema. Pero cuando llegó la palma de aceite, ¡la tala pasó a convertirse en el problema número dos! Nuestras tierras y bosques han sido ocupados a la fuerza. Nuestros árboles frutales se han esfumado, los terrenos de caza son muy limitados y los ríos están contaminados.”

Otro grupo penan dijo a los investigadores: “Las plantaciones de palma de aceite no nos han beneficiado en absoluto; tan sólo nos han robado nuestros recursos y nuestra tierra (…) las plantaciones de palma de aceite han destruido nuestra fuente de sustento y nos han hecho mucho más pobres. Mucha gente pasa hambre cada día porque nuestro bosque ha sido destruido.”

Según la organización Survival: "Como las madereras que las precedieron, las empresas de palma de aceite se están apoderando de la tierra de los penan sin su consentimiento ni ningún tipo de consulta. El Gobierno malasio debe dejar de tolerar este robo y en su lugar comenzar a garantizar los derechos territoriales de los indígenas de Sarawak.”

Un portavoz del Proyecto Edén declaró: “En Edén tenemos la mayor selva tropical en cautividad… Ponemos a la gente en contacto con las plantas de las que se obtienen los productos que consumimos en el día a día y así Edén espera que la supervivencia de las selvas y otros entornos se convierta en algo mucho más importante para sus visitantes”.

El Proyecto Edén está en Cornualles, al suroeste de Inglaterra. Más de un millón de personas lo visitan cada año.