El Alto Comisionado de Botsuana, objetivo de las protestas de Survival

Anciano bosquimano, Botsuana.
Anciano bosquimano, Botsuana.
© Survival International

El Alto Comisionado de Botsuana en Reino Unido, Roy Blackbeard, será recibido hoy por manifestantes a su llegada a la inauguración de una exposición sobre Botsuana en el centro de Londres.

Los manifestantes protestarán por la constante persecución gubernamental de los bosquimanos gana y gwi en la Reserva de Caza del Kalahari Central. Pese a que el Tribunal Supremo de Botsuana sentenció que los bosquimanos habían sido expulsados de sus tierras ancestrales en la reserva ilegalmente, el Gobierno está intentando hacer la vida imposible a aquellos bosquimanos que quieren regresar.

En concreto, les ha prohibido utilizar un pozo de agua, que ha sellado y dejado inutilizable; sin él, los bosquimanos se ven obligados a recorrer cientos de kilómetros para conseguir agua. Estos han interpuesto una demanda contra el Gobierno recientemente en un intento de lograr acceso al pozo.

En una entrevista para la website de Safaritalk, Blackbeard defendió las expulsiones de bosquimanos efectuadas por el Gobierno, argumentando que fueron “desplazados por el interés nacional del resto de sus ciudadanos” y desestimó el ruego de los bosquimanos para utilizar el pozo aduciendo que “ellos no usan pozos”.

Blackbeard también defendió la política del Gobierno de prohibir a los bosquimanos cazar en la reserva; una acción condenada por uno de los jueces del Tribunal Supremo que dictaminó que es “equivalente a condenar a muerte por inanición”. Aunque la reserva fue creada con el objetivo de proporcionar un área protegida a los bosquimanos, Blackbeard manifestó: “Una reserva de caza es para preservar a los animales. Por ello la política del Gobierno es que no permitamos ningún tipo de caza en una reserva de caza”.

Blackbeard prosiguió diciendo que el Gobierno otorga Licencias de Caza Especiales a los bosquimanos “que no se dan a todos los ciudadanos”. Sin embargo, pasó por alto mencionar que ni una sola licencia de caza ha sido concedida en la reserva a los bosquimanos en los tres años que han transcurrido desde la sentencia judicial.

El director de Survival, Stephen Corry, dijo: “La ‘política’ de Khama es ilegal y viola los derechos humanos fundamentales de los bosquimanos. Pese al constante daño a la reputación del país, este Gobierno parece decidido a destruir a los bosquimanos. Los turistas que vayan a la reserva de caza, donde se proporciona agua a los animales pero se les niega a los pueblos indígenas, estarán pisoteando las tumbas de los bosquimanos”.