Histórico fallo judicial considera ilegal la expulsión de una tribu de Kenia de su tierra

Indígenas endorois, Kenia.
Indígenas endorois, Kenia.
© Minority Rights Group International (MRG)

La Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos ha recomendado que se devuelva a los endorois de Kenia su tierra, después de que se les expulsara de ella para crear una reserva natural en la década de los años 70.

Según declaró Kipsan Kipkazi, del Consejo de Bienestar de los endorois: “Estamos encantados de que la Comisión Africana haya reconocido la equivocación que se cometió hace décadas.” El dictamen se produce tras una batalla legal entre el Gobierno de Kenia y el pueblo indígena endorois, que han contado con el apoyo de la organización Minority Rights Group y del Centro para el Desarrollo de Derechos de Minorías en Kenia (Centre for Minority Rights Development).

Los endorois son un pueblo indígena semi-nomáda que ha arreado rebaños de ganado y cabras a través del valle del Rift de Kenia durante siglos. A principios de los años 70 fueron forzados a salir de su tierra con motivo de la creación de la Reserva Nacional del lago Bogoria. Esta reserva es ahora Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El respeto a los derechos de los pueblos indígenas no está muy extendido en África y ésta es la primera vez que la Comisión Africana ha confirmado los derechos de un pueblo indígena. La sentencia recomienda que a los endorois se les garantice “acceso sin restricciones” al lago Bogoria, regalías sobre las actividades económicas existentes en el área (principalmente turismo) y el derecho a la propiedad y completa restitución de su tierra ancestral.

En otra parte de Kenia, el pueblo indígena de los ogiek intenta que no se ignoren sus derechos sobre la selva de Mau, mientras el Gobierno intenta combatir la severa degradación medioambiental provocada por la deforestación y los asentamientos de colonos. El primer ministro de Kenia, Raila Odinga, ha declarado que ningún ogiek será expulsado y estos esperan con cautela que cumpla su palabra.