Guatemala incluye en su Constitución el Convenio 169 de la OIT

Una mujer mayan durante un festival de cometas en Santiago Sacatepequez, Guatemala
Una mujer mayan durante un festival de cometas en Santiago Sacatepequez, Guatemala
© Christophe Chat-Verre/Survival

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala ha adoptado los derechos incluidos en el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales en la Constitución del país.

Guatemala ratificó el Convenio 169 en 1996, siendo uno de los 20 países que se han sumado a, la que hasta la fecha es, la única legislación internacional vinculante en materia de pueblos indígenas. El Convenio reconoce sus derechos territoriales y dice que estos deben ser consultados antes de que ningún proyecto se apruebe en sus tierras.

La Corte dictaminó que todos los derechos reconocidos en el Convenio tienen rango constitucional, lo que significa que el estado debe consultar a los pueblos indígenas antes de aprobar cualquier licencia minera o hidroeléctrica, leyes y reglamentos en sus territorios.

La sentencia supone un gran éxito para los pueblos indígenas de Guatemala, los maya, los garifuna y los xinca, al darles un mayor control sobre los proyectos que les afectan. La sentencia también es muy significativa para los pueblos indígenas de todo el mundo, al mostrar la creciente fuerza del Convenio 169.

Survival desarrolla una campaña en la que pide a todos los países que ratifiquen este convenio; cuantos más países lo hagan, mayor fuerza tendrá.