Indígenas aislados en peligro por "miles de explosiones sísmicas"

Indígena nahua poco después de su primer contacto en 1984. Más del 50% de los nahua murió tras el primer contacto.
Indígena nahua poco después de su primer contacto en 1984. Más del 50% de los nahua murió tras el primer contacto.
© Survlval

Un pionero estudio científico ha revelado cómo algunos de los últimos indígenas no contactados del mundo se encuentran amenazados por “la detonación de miles de explosivos sísmicos” en su tierra.

Según dicho estudio, diecisiete extensas zonas de la Amazonia peruana, abiertas a empresas de hidrocarburos, abarcan tierra habitada por pueblos indígenas aislados.

Los potenciales impactos sobre estos pueblos y su tierra son “graves y extensos”, asegura el estudio. Estos impactos incluyen: “cientos de helipuertos”, “la tala de cientos de kilómetros de líneas sísmicas”, “la detonación de miles de explosivos sísmicos”, vertidos y filtraciones de petróleo, nuevas carreteras y “el avance potencial único de las fronteras agrícolas, de ganado y tala”, todo lo cual podría ser devastador para las tribus “cuya falta de resistencia o inmunidad les hace extremadamente vulnerables frente a las enfermedades que traen los foráneos”.

El estudio, que ha sido publicado en Environmental Research Letters, afirma: “En los últimos cuatro años se ha concedido más territorio de la Amazonia peruana a empresas de hidrocarburos que en ninguna otra época”.

Por otro lado, el trabajo califica las perforaciones de una petrolera británica en el norte de Perú como “extremadamente controvertidas”, aunque no cita a la empresa en cuestión: Perenco. Esta empresa, que dio a conocer recientemente sus planes de construcción de un oleoducto en la región, está trabajando “en una sección de gran diversidad y prácticamente intacta de la Amazonia [donde] hay una fuerte evidencia antropológica [de] pueblos indígenas no contactados”.

Finalmente, el estudio explica que un 72% de toda la Amazonia peruana está siendo abierta a la exploración y a la perforación. Survival desarrolla una campaña contra las exploraciones en zonas de la Amazonia peruana habitadas por indígenas no contactados.