Perenco protagoniza una tormenta mediática

Niña yaminahua, río Yurua, Perú.
Niña yaminahua, río Yurua, Perú.
© David Hill/Survival

La petrolera anglo-francesa Perenco protagoniza una tormenta mediática por sus planes para construir un oleoducto en la tierra de indígenas aislados de Perú, en una de las zonas de mayor biodiversidad de Latinoamérica.

El proyecto de Perenco de construir un oleoducto, dado a conocer recientemente, ha acaparado las noticias de periódicos de cabecera peruanos, como el diario El Comercio de Lima, que destaca la “controversia” desatada por los planes de la petrolera y la oposición a ellos. También el diario La Primera publicó una noticia sobre el caso, a la que tituló “Peligro, oleoducto” y en la que detallaba cómo la empresa no toma en cuenta “los efectos nocivos en esta zona de excepcional riqueza de fauna y flora, e ignora a nativos no contactados.”

Según Perenco estas tribus no existen, pero en declaraciones recientes el Ministerio de Energía de Perú admitió que su existencia era “posible” y solicitó a la petrolera que elabore un “plan de contingencia antropológico” en caso de contacto. El director del departamento de asuntos indígenas de Perú (INDEPA) ha prometido crear un “equipo de expertos” para investigar más, según un artículo de prensa.

Perenco está dirigida por Francois Perrodo, licenciado por la Universidad de Oxford y posiblemente uno de los hombres más ricos de Francia.

Survival ha recopilado gran cantidad de evidencias que muestran la existencia de indígenas no contactados en la región donde opera Perenco.