El 60% de los pueblos indígenas de Colombia "en peligro de extinción"

Tanto la ONIC como el Tribunal Constitucional de Colombia consideran que los nukak están en peligro de extinción.
Tanto la ONIC como el Tribunal Constitucional de Colombia consideran que los nukak están en peligro de extinción.
© David Hill/Survival

Según la organización indígena colombiana ONIC al menos 64 de los 102 pueblos indígenas que hay en Colombia se enfrentan a la “extinción”.

Esta es la conclusión de un informe que la ONIC ha presentado con motivo del lanzamiento de su campaña para crear conciencia internacional sobre la situación que se vive en Colombia y para salvar a los pueblos indígenas que se encuentran amenazados con la aniquilación.

En sus investigaciones, la ONIC encontró que 32 pueblos indígenas en Colombia se enfrentan a la extinción, en tanto que el Tribunal Constitucional del país contabilizó otros 34 con un destino similar. En sus respectivos listados, el Tribunal y la ONIC coinciden únicamente en dos casos, el de los nukak y el de los guayabero, siendo en total 64 los pueblos indígenas con riesgo de extinguirse.

Según la ONIC, dieciocho pueblos indígenas contabilizan menos de 200 integrantes y diez menos de 100. El pueblo indígena de los makaguaje tiene menos de cinco componentes.

Entre las razones que se ofrecen para explicar esta trágica situación se incluyen:

- El conflicto armado interno que vive Colombia desde hace más de 50 años y que ha convertido en “víctimas desproporcionadas” a los indígenas. Desde 2002, más de 1.400 indígenas han sido asesinados, y se estima que 74.000 han sido expulsados forzosamente de sus hogares.

- Un “Modelo de Desarrollo Económico” que ignora los derechos de los pueblos indígenas a dar su consentimiento libre, previo e informado y les deja “más amenazados que nunca, dado el apetito del mundo desarrollado por los recursos naturales y las materias primas”. Las mayores amenazas que se citan son el petróleo, las presas hidroeléctricas y las plantaciones de aceite de palma.

- “Pobreza, Abandono Institucional y Discriminación Estructural”. El informe determina que los indígenas de Colombia son los habitantes más pobres del país, y que carecen de acceso a cuidados sanitarios adecuados, a la educación y a servicios básicos.

En el informe se cuenta cómo los nukak tienen los problemas de salud “más graves” de entre todos los pueblos indígenas de Colombia. Desde que se estableció el primer contacto regular con ellos hace 20 años, aproximadamente la mitad de su población ha muerto por problemas respiratorios, malaria, sarampión y otras enfermedades e infecciones.

El informe de la ONIC concluye con una serie de recomendaciones a las autoridades colombianas e internacionales y con dos mapas en los que se ubican a los 64 pueblos indígenas amenazados de extinción. Entre los que se encuentran los arhuaco, los kogui, los embera-katio, los awá, los kofán, los u’wa, los huioto y los cuiba.