Campaña para desestabilizar a organización indígena de la Amazonia

Niña ashéninka en el sureste de Perú. Los ashéninka son uno de los muchos pueblos indígenas que representa AIDESEP.
Niña ashéninka en el sureste de Perú. Los ashéninka son uno de los muchos pueblos indígenas que representa AIDESEP.
© David Hill/Survival

La organización indígena peruana AIDESEP ha denunciado la “campaña de desestabilización” que tiene como objetivo destruir el movimiento indígena del país.

El último ataque es la creación de una dirección falsa de correo electrónico que ha sido utilizada para convocar una “reunión extraordinaria” en nombre de la vicepresidenta de AIDESEP Daysi Zapata Fasabi.

AIDESEP declaró que Zapata Fasabi se siente "profundamente indignada” porque su nombre esté siendo utilizado de esa forma, y “cansada” de los intentos de desestabilizar a su organización. Sólo en los últimos doce meses el Gobierno ha tratado de disolver AIDESEP por medios legales, la ha investigado por supuestas irregularidades financieras y, según AIDESEP, ha financiado la creación de una junta ejecutiva rival dentro de la organización.

También se han emitido órdenes de arresto de líderes de AIDESEP, lo que ha obligado a tres de ellos a pedir asilo político en Nicaragua. El presidente de AIDESEP, Alberto Pizango, aún está en Nicaragua, y la semana pasada se produjeron manifestaciones en el exterior del Palacio de Justicia de Perú para pedir su regreso inmediato.

“No es la primera vez que intentan desmembrar a la organización indígena”, declaró AIDESEP.

AIDESEP tiene su oficina central en Lima y representa a más de 1.300 comunidades indígenas en la Amazonia. También hace campaña por los derechos de los pueblos indígenas no contactados de Perú.