Survival insta a Malasia a que respete los derechos de los indígenas

Hombre penan, Malasia.
Hombre penan, Malasia.
© Andy Rain/Nick Rain/Survival

El director de Survival International, Stephen Corry, ha escrito al Gobierno de Malasia pidiéndole que respete los derechos de los penan y de otros pueblos indígenas de Sarawak.

El ministro malasio de la Industria de Plantaciones y Materias Primas, Tan Sri Bernard Dompok, dijo el mes pasado que los gobiernos de Malasia federal y del estado de Sarawak estaban “en proceso de finalizar un mecanismo sobre cómo solucionar el asunto de los derechos consuetudinarios territoriales de los nativos en el estado”, según informó la agencia de noticias gubernamental Bernama. El ministro hizo estas declaraciones durante el período previo a unas disputadas elecciones parciales en la ciudad de Sibu, en Sarawak.

El Gobierno de Sarawak no respeta los derechos territoriales de los pueblos indígenas y permite a las empresas madereras y de plantaciones que trabajen allí sin el consentimiento de los indígenas. Los penan dependen en gran medida de los bosques y han organizado bloqueos en numerosas ocasiones para mantener a las empresas madereras fuera de la zona.

En las cartas dirigidas al primer ministro de Malasia y al jefe de gobierno de Sarawak, Stephen Corry escribió: "El Gobierno de Sarawak no ha respetado los derechos territoriales de los penan, lo cual supone una violación de los principios de la Declaración de la ONU sobre Derechos de Pueblos Indígenas. Las actividades de las empresas madereras y de plantaciones los han empobrecido, y han destruido sus fuentes de alimento y agua potable. También nos preocupa que los penan y otros pueblos indígenas se encuentran amenazados con ser desplazados por la construcción de la presa de Murum y otras presas hidroeléctricas en el estado, de nuevo sin su consentimiento.

Le insto a que asegure que los derechos de los penan y otros pueblos indígenas de Sarawak se respeten, y que toda actividad maderera y de plantaciones, así como otros proyectos que se están desarrollando en su tierra sin su consentimiento, se paralicen".