Nueva ola de violencia en Papúa Occidental

Mujer korowai de Papúa Occidental, territorio ocupado desde 1963 por Indonesia.
Mujer korowai de Papúa Occidental, territorio ocupado desde 1963 por Indonesia.
© Survival

La policía militar y paramilitar de Indonesia (BRIMOB) ha emprendido una violenta operación contra los indígenas papúes de la región de Punkak Jaya, situada en las tierras altas de Papúa Occidental.

La temida BRIMOB y los soldados indonesios están desarrollando una amplia operación contra los miembros del Free Papua Movement (Movimiento por una Papúa Libre u OPM, según sus siglas en inglés), que reclama la independencia de Papúa Occidental de Indonesia. Según parece, la operación se está desarrollando según una conocida estrategia de perseguir a civiles indígenas inocentes, lo que está provocando su huida de las comunidades para ocultarse en los bosques.

Survival está pidiendo al Gobierno indonesio que permita la entrada de ayuda humanitaria y de observadores independientes dentro de la región.

El pasado mes de mayo, las fuerzas de seguridad advirtieron que se desarrollaría una operación de mayor envergadura en la región si el líder del OPM, Goliat Tabuni, no se entregaba antes del 28 de junio. Sin embargo, parece claro que esta operación ya se puso en marcha hace algún tiempo. A Survival le preocupa que en las próximas semanas la violencia se incremente aún más.

En similares operaciones militares del pasado, soldados y policías asesinaron a indígenas papúes, violaron a mujeres y a niños de hasta tres años, y arrasaron con sus hogares, iglesias, huertos y cerdos. Quienes huyeron a los bosques a menudo padecieron hambre, víctimas de un miedo paralizador que les impedía atreverse a salir a cazar o recolectar comida.

Hay poca información en detalle sobre lo que está sucediendo debido a las restricciones a los viajes y a la prohibición de periodistas y organizaciones humanitarias en la región. Sin embargo, se ha sabido que a principios de junio miembros del BRIMOB violaron a una mujer embarazada en la comunidad de Kampong Tinggineri, y que unos soldados incendiaron una docena de casas y dos iglesias en Gwenggu Pilla. Además, el BRIMOB registró todas las casas y arrestó a cualquier persona sin identificación, algo que pocas personas tienen en esta remota zona.

Según afirmaron hoy fuentes internas a Survival: “Es en extremo alarmante que los militares vuelvan a perseguir a los indígenas de Papúa Occidental de este modo. Durante años, los papúes han pedido que se mantengan conversaciones internacionales de mediación con Yakarta con el objetivo de lograr una solución a los problemas de Papúa Occidental. Los recientes acontecimientos que han tenido lugar en Punkak Jaya sirven, una vez más, para demostrar cuán importante es que estas conversaciones se mantengan lo antes posible".