Indignación por la petición de separar a niños jarawa de sus padres

Niños apaches antes de ser separados de sus familias y enviados a una escuela dirigida por blancos. USA, siglo XIX
Niños apaches antes de ser separados de sus familias y enviados a una escuela dirigida por blancos. USA, siglo XIX
© Agfa foto-Historama

La petición por parte de un diputado indio para separar a los niños de un pueblo indígena recientemente contactado de las Islas Andamán de sus padres, y enviarlos a internados, ha generado indignación mundial.

Indígenas de todo el mundo han reaccionado con furia ante el traslado, que repite la muy criticada política de la “Generación Robada” de Australia y políticas similares adoptadas en Norteamérica.

Niños apaches después de ser separados de sus familias y enviados a una escuela dirigida por blancos. USA, siglo XIX
Niños apaches después de ser separados de sus familias y enviados a una escuela dirigida por blancos. USA, siglo XIX
© Agfa foto-Historama

Michael Cachagee, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Supervivientes de Internados de Canadá (NRSSS por sus siglas en ingles), declaró: “La NRSSS no alcanza a entender que alguna nación en el mundo actual pueda considerar internar a sus ciudadanos, especialmente a niños, en un ‘internado’, dada la horrenda historia asociada a este tipo de escuelas en Canadá y otras partes del mundo”.

Desde Brasil, el líder yanomami Davi Kopenawa expresó: “Éste es un mal plan. La selva es el hogar de los jarawa. Están en su propia tierra. Tienen sus propias tradiciones y su propia cultura. Si el Gobierno se lleva a sus niños y los mete en una escuela, perderán su cultura. Si los obliga a irse y vivir en la ciudad, será un crimen”.

El diputado Bishnu Pada Ray quiere “destetar” a los niños jarawa separándolos de su comunidad para “asimilarlos drásticamente a la cultura mayoritaria”.

Este mes propondrá a la Autoridad India de Desarrollo de las Islas que “se tomen medidas rápidas y drásticas para asimilar a los jarawa a las características de la cultura mayoritaria”. Describe a los jarawa como si estuvieran en “un estado de desarrollo primitivo” y “estancados en un tiempo intermedio entre la Edad de Piedra y la Edad de Hierro”.

En la actualidad se reconoce que iniciativas similares adoptadas en Estados Unidos, Canadá y Australia fueron desastrosas y que dejaron a cientos de miles de personas indígenas traumatizadas.

El diputado Ray también pide que se levanten las restricciones a los proyectos de desarrollo en la reserva de los jarawa, para que se pueda mejorar el estado de una carretera que atraviesa la reserva y construir una línea de ferrocarril. El Tribunal Supremo de la India ordenó en 2002 que la carretera existente de las Andamán debía cerrarse para proteger a los jarawa, pero permanece abierta.

Stephen Corry, director de Survival, declaró hoy: “Estas escandalosas propuestas suponen un desprecio tanto de los derechos de los pueblos indígenas como de los criterios de la ONU para su protección. Cualquier intento de forzar a los jarawa a abandonar su modo de vida, simplemente los destruirá”.

Lee las propuestas completas del diputado de las Andamán sobre los jarawa (en inglés).

Nota a los editores: para más información sobre el impacto devastador del desarrollo forzoso en los pueblos indígenas, lea el revolucionario informe de Survival El progreso puede matar.