Experto de la ONU exige que los gobiernos hagan respetar los derechos indígenas

Niños innu, Canadá. El Gobierno canadiense aún no apoya la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
Niños innu, Canadá. El Gobierno canadiense aún no apoya la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
© Serge Jauvin/Survival

El relator especial de Naciones Unidas para los pueblos indígenas, James Anaya, ha exigido a los gobiernos a respetar los cánones internacionales de derechos indígenas.

En declaraciones con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Anaya dijo: “Los pueblos indígenas siguen viendo cómo sus territorios tradicionales son invadidos por poderosos actores que buscan enriquecerse a su costa, arrebatándoles sus recursos vitales”.

La Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas establece importantes principios que los estados deben seguir. Casi todos los gobiernos apoyan ahora estos principios, después de que tanto Australia como Nueva Zelanda retirasen sus objeciones previas este mismo año. Canadá se ha comprometido a apoyar la Declaración antes de que termine 2010, y Estados Unidos también está revisando sus objeciones.

Sin embargo, el James Anaya remarcó que “hoy la Declaración continúa siendo más un recordatorio de lo mucho que nos queda… que un reflejo de lo que realmente se ha conseguido sobre el terreno”.

Añadió: “La implementación fiel de la Declaración debe ser el foco de la atención coordinada de gobiernos en todo el mundo, el sistema de la ONU y otros actores”.

Aunque la Declaración representa unos importantes principios internacionales, no es legalmente vinculante. Survival desarrolla una campaña para que más gobiernos firmen el único acuerdo internacional legalmente vinculante sobre pueblos indígenas: el Convenio 169 de la Organización International del Trabajo.

Hace pocos meses, la República Centroafricana se convirtió en el primer país africano en firmar el Convenio, y poco después lo hizo Nicaragua. Un total de 22 estados lo han ratificado hasta la fecha.