Indígenas de la Amazonia luchan contra una polémica presa

Protesta indígena
Protesta indígena
© Verena Glass

Cientos de indígenas de toda la Amazonia brasileña participaron en una manifestación histórica para llamar la atención sobre la amenaza que suponen para su supervivencia los grandes proyectos de infraestructuras, en concreto la muy polémica presa de Belo Monte.

Más de 500 indígenas de 27 pueblos indígenas diferentes se reunieron en las cercanías del río Xingu, situado en la Amazonia, donde se proyecta construir la presa de Belo Monte, con el mensaje: “Defended el Xingu: parad Belo Monte”.

De construirse, Belo Monte destruiría la selva tropical y reduciría la cantidad de peces de los que los indígenas dependen para su supervivencia. La llegada de inmigrantes durante la construcción de la presa amenaza con llevar enfermedades y violencia a los indígenas.

Raoni Metuktire, del pueblo indígena kayapó, dijo durante la manifestación: “¡No debemos rendirnos jamás, porque estamos luchando por una tierra que nos pertenece! La Naturaleza es vida, nos ha mantenido hasta ahora, así que debemos defender a la Naturaleza como nuestro padre y madre que nos dan la vida… ¿Es esto [esta presa] lo que realmente queremos, amigos? ¡Unámonos todos contra Belo Monte!”.

Tras una serie de debates sobre la presa, los manifestantes hicieron pública una Declaración que solicita la paralización de Belo Monte y de otros grandes proyectos de infraestructuras en la Amazonia.

La manifestación fue convocada por la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonia Brasileña.

Unos 800 indígenas se manifiestan también esta semana en el estado de Mato Grosso do Sul, al sur de la Amazonia, contra el asesinato de sus líderes, el robo de sus tierras y otras amenazas a su supervivencia. Quieren poner especial énfasis en la crítica situación que atraviesan los indígenas guaraníes.