Indígenas instan al próximo presidente de Brasil a que proteja su tierra

Indígenas durante una protesta por sus derechos territoriales en Brasil.
Indígenas durante una protesta por sus derechos territoriales en Brasil.
© Gustavo Macedo/ Survival

Representantes de muchos de los 233 pueblos indígenas de Brasil han exigido que el próximo presidente del país demarque sus tierras ancestrales, que les han sido arrebatadas para proyectos industriales, ranchos ganaderos y plantaciones de soja.

También han pedido que se suspendan los grandes proyectos industriales que dañarán irreparablemente su tierra, mejoras en los servicios de salud y de educación y un papel más participativo en la reestructuración de la FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno.

Estas peticiones se recogen en una carta a los candidatos presidenciales que llega tras una manifestación histórica contra el robo de tierra indígena y el asesinato de sus líderes.

Más de 600 indígenas asistieron a la manifestación, que tuvo lugar en el estado de Mato Grosso do Sul para llamar la atención sobre la crítica situación que atraviesan los indígenas guaraníes que viven allí.

En su carta, los indígenas declaran: “Aquí, el ganado, la caña de azúcar, el eucalipto y la soja valen más que la vida de un niño indígena, más que una vida humana”.

Durante la protesta, Anastácio Peralta Guaraní dijo: “Las grandes empresas nos pisotean, pero no debemos desanimarnos: ¡debemos luchar!”.

Un indígena guaraní de la comunidad de Laranjeira Nanderu, que lleva casi dos años viviendo junto a una carretera, expresó: “Muchos bebés han muerto. Muchas personas están enfermas porque no tenemos comida ni agua. Nos estamos muriendo aquí”.

A comienzos de esta semana un grupo de indígenas guaraníes se reunió con el presidente Lula y exigió que se proteja su tierra. Ambrósio Vilhava, el protagonista de la película Birdwatchers, le dijo a Lula que la tierra de los indígenas debe ser demarcada de inmediato.

Las elecciones presidenciales de Brasil se celebrarán el 3 de octubre.