Los bosquimanos apelan legalmente por su derecho al agua

Xoroxloo Duxee murió de deshidratación después de que el pozo de agua de los bosquimanos fuera desmantelado.
Xoroxloo Duxee murió de deshidratación después de que el pozo de agua de los bosquimanos fuera desmantelado.
© Survival

Los bosquimanos de Botsuana han presentado una apelación contra la decisión del Tribunal Supremo que les denegó el acceso al agua en sus tierras ancestrales.

En julio, el juez Walia desestimó la demanda de los bosquimanos por la que solicitaban permiso para usar un pozo en sus tierras dentro de la Reserva de Caza del Kalahari Central, y expresó simpatía por la posición del Gobierno según la cual “habiendo decidido asentarse en un lugar incómodamente distante, [los bosquimanos] se han buscado cualquier incomodidad que puedan sufrir”.

Dicho veredicto se produjo una semana antes de que la ONU finalmente reconociera el agua como un derecho humano fundamental. También ha recibido la condena de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, el principal órgano africano de derechos humanos, por negar el “derecho a la vida” que recoge la Carta Africana.

En 2002, los bosquimanos fueron expulsados de sus tierras por el Gobierno de Botsuana. Dicha acción fue declarada ilegal e inconstitucional por el Tribunal Supremo. Sin embargo, a pesar de la sentencia, el Gobierno continúa impidiendo a los bosquimanos regresar a su hogar, prohibiéndoles que accedan a un pozo del que dependen para obtener agua. Sin él, se ven obligados a hacer arduos viajes para traer agua desde fuera de su reserva.

Los bosquimanos comenzaron los procedimientos legales en un intento de obtener acceso al pozo, que el Gobierno había sellado y cerrado durante las expulsiones de 2002. Aunque los bosquimanos han anunciado que recaudarán los fondos necesarios para operar el pozo, el Gobierno alega que necesitan permiso para hacerlo y se ha negado a concederlo.

Al mismo tiempo, el Gobierno ha excavado nuevos pozos para animales salvajes en la reserva, permitido la apertura de un alojamiento turístico con piscina de la empresa Wilderness Safaris dentro del territorio bosquimano y se espera que conceda el permiso para una mina de diamantes en una de las comunidades bosquimanas.

El presidente de Botsuana, Ian Khama, que pertenece a la Junta Directiva de la organización medioambiental Conservation International, ha descrito la forma de vida de los bosquimanos como “una fantasía arcaica”.

El portavoz bosquimano Jumanda Gakelebone declaró: “Como cualquier ser humano, nosotros no podemos vivir sin agua. Nosotros, los bosquimanos, apelamos por nuestro derecho humano fundamental, y el mundo está mirando”.