Impacto internacional de la recogida de firmas de Survival por los bosquimanos

La petición de Survival ya ha recibido firmas de más de 80 países.
La petición de Survival ya ha recibido firmas de más de 80 países.

© Survival International

Una nueva petición que exige a la polémica empresa turística Wilderness Safarisque quite su alojamiento de lujo del territorio bosquimano en Botsuana está recabando apoyos desde todos los rincones del mundo.

Mientras que a los bosquimanos del Kalahari Central se les prohíbe acceder al agua dentro de sus propias tierras, Wilderness Safaris ha construido un hotel de lujo, con piscina y duchas, en territorio bosquimano y sin contar con su consentimiento.

El director de Survival, Stephen Corry, ha explicado: “Mientras que a los bosquimanos no se les permita acceder al agua potable en su propia tierra, Wilderness Safaris debe mantenerse lejos de allí. Cada segundo que el alojamiento permanece abierto, Wilderness está apoyando implícitamente la política del Gobierno de Botsuana para expulsar a los bosquimanos de de sus tierras”.

La petición ya ha recabado firmas de más de 80 países, aunque sólo se lanzó hace una semana.

Un simpatizante del Reino Unido ha escrito: “La Historia calificará vuestro comportamiento de vergonzoso. Los bosquimanos y sus clanes y familias son un pueblo magnífico y orgulloso”.

Otra persona dice desde Tanzania: “No hay absolutamente ninguna justificación para que una empresa con una filosofía supuestamente ecológica construya un hotel sin el consentimiento y la participación total de los propietarios originarios de la tierra”.

Desde Estados Unidos comentan: “Me avergüenza que el Gobierno de Botsuana pueda poner en peligro la vida de sus ciudadanos por un poco de dinero. Cuando los turistas sepan cómo se ha adquirido esa tierra, no querrán visitarla”.

Los bosquimanos de la Reserva de Caza del Kalahari Central en Botsuana fueron expulsados de sus tierras por el Gobierno en 2002. El Tribunal Supremo sentenció que las expulsiones eran “inconstitucionales” e “ilegales” y que los bosquimanos tienen el derecho a regresar a casa. Sin embargo, muchos bosquimanos no pueden hacerlo porque el Gobierno insiste en negarles el acceso al agua potable y los permisos necesarios para cazar y obtener así alimentos.

Survival también ha lanzado un boicot internacional del turismo a Botsuana, al que ya se han unido famosos como Gillian Anderson, Quentin Blake, Joanna Lumley, Sophie Okonedo y Mark Rylance.

Únete a la petición y firma.