Una epidemia acaba con la vida de decenas de indígenas yanomami

Madre e hijo yanomami.
Madre e hijo yanomami.
© Steve Cox/Survival

Indígenas yanomami de la Amazonia venezolana informan de que decenas de ellos han muerto en una epidemia que podría ser malaria.

“Aún hay muchas, muchas personas enfermas”, dijo el trabajador sanitario yanomami Andrés Blanco en declaraciones a Associated Press (AP) el pasado viernes.

Blanco había caminado durante días para llegar a la zona afectada. Dijo a AP que cuando llegó, a mediados de octubre, los líderes yanomami le informaron de que 51 personas habían muerto en tres comunidades distintas, cuya población total es de unas 200 personas. Aún no se conoce el número total de muertes.

“No había visto nada como esto”, declaró Shatiwe Luis Ahiwei, otro trabajador sanitario yanomami que cita AP.

Los yanomami son el pueblo indígena relativamente aislado más numeroso de la selva amazónica, con unas 32.000 personas diseminadas por la frontera entre Brasil y Venezuela. Debido a su aislamiento tienen poca resistencia frente a enfermedades llegadas de fuera.

En los años 80 y 90, cuando los buscadores de oro invadieron sus tierras, una quinta parte de los yanomami de Brasil murieron por enfermedades como la gripe y la malaria que trajeron los mineros. Su futuro sólo se garantizó después de una gran campaña internacional liderada por los propios yanomami, Survival y la Comisión Pro Yanomami.

La atención médica sigue siendo precaria tanto del lado venezolano como del brasileño.