El Gobierno de Botsuana vuelve a insultar a los bosquimanos

El Gobierno dice que los bosquimanos están “viviendo en la Edad Media”.
El Gobierno dice que los bosquimanos están “viviendo en la Edad Media”.
© Survival

El ministro de Medio Ambiente, Fauna y Flora y Turismo de Botsuana ha sido el último funcionario en hacer comentarios desdeñosos sobre los bosquimanos del Kalahari.

En una entrevista con la BBC, Kitso Mokaila dijo: “No me creo que alguien elija ver a su propia familia viviendo en la Edad Media en medio de la nada, cuando sabe que el mundo ha avanzado y se ha vuelto tan tecnológico”.

Las declaraciones de Mokaila son las últimas de una larga lista de comentarios insultantes por parte de los funcionarios gubernamentales, y una muestra más del profundo racismo que existe hacia los bosquimanos.

El presidente de Botsuana, Ian Khama, realizó comentarios similares en 2008, cuando describió el estilo de vida cazador de los bosquimanos como “una fantasía arcaica”. El año pasado, una mujer sudafricana fue arrestada por decir que Khama “parecía un bosquimano”.

Khama, miembro de la Junta Directiva de la ONG ecologista Conservation International, ha prohibido que los bosquimanos accedan a un pozo del que dependen para conseguir agua en sus tierras. A su vez, su Gobierno ha excavado nuevos pozos exclusivamente para animales salvajes, y ha permitido que Wilderness Safaris levantase un alojamiento turístico de lujo en territorio bosquimano. Además, actualmente el Gobierno está negociando con Gem Diamonds para construir una mina de diamantes también en territorio bosquimano.

El antecesor de Khama, Festus Mogae, declaró en 1996 que los bosquimanos eran “criaturas de la Edad de Piedra” que “deben cambiar o de lo contrario, como el dodo, perecerán”. Sus comentarios llegaban en el momento en que su Gobierno empezaba a expulsar a los bosquimanos de sus tierras ancestrales. Las expulsiones forzosas adicionales de 2002 fueron declaradas ilegales e inconstitucionales por el Tribunal Supremo de Botsuana.

El entonces ministro de Asuntos Exteriores, el general Mompati Sebogodi Merafhe, ahora vicepresidente de Botsuana, se preguntaba en 2002 por qué los bosquimanos debían “continuar viviendo con la flora y la fauna” cuando podían “disfrutar de las cosas buenas de la vida, como conducir Cadillacs”.

Margaret Nasha, la ex ministra de gobierno Local y actual ministra de la oficina del presidente encargada de servicios públicos, dijo en 2002: “A veces comparo [el problema bosquimano] con los elefantes. En una ocasión tuvimos el mismo problema cuando quisimos matar selectivamente a los elefantes y la gente dijo que no”.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Los comentarios de Mokaila apestan a pasado colonial y son una muestra de que el Gobierno aún tiene la misma actitud racista que en 2002, cuando expulsó a los bosquimanos de sus tierras. Los bosquimanos se merecen que se respete su estilo de vida, igual que todo el mundo. Si alguien está ‘viviendo en la Edad Media’, es el Gobierno de Botsuana”.

Las declaraciones de Mokaila han coincidido con el lanzamiento del llamamiento al boicot del turismo y los diamantes de Botsuana por parte de Survival por el trato que el Gobierno da a los bosquimanos.