Decenas de heridos tras las redadas policiales en la Isla de Pascua

Mujer rapa nui herida por una bala de goma.
Mujer rapa nui herida por una bala de goma.

© DC RapaNui

Según los últimos informes, al menos 25 personas han resultado heridas después de que la policía desalojara a habitantes indígenas de edificios en Rapa Nui, más conocida como Isla de Pascua.

Desde agosto de este año, un grupo de indígenas rapa nui ha ocupado una serie de edificios en tierra que ellos aseguran es legalmente suya.

Una página web pro-rapa nui asegura que la policía usó gas lacrimógeno y disparó balas de goma a corta distancia durante las manifestaciones del viernes.

Según la BBC, los funcionarios han dicho que 17 agentes de policía y ocho civiles resultaron heridos durante las protestas. Testigos locales cifran los heridos civiles en 19 y niegan que ningún policía resultase herido.

Santi Hitorangi, un documentalista que estuvo presente en la redada, dijo: “Lo que ocurrió… es su manera de intentar parar cualquier intento del pueblo indígena rapa nui para reivindicar su derecho a la tierra. No pedimos más que un título de propiedad territorial. Es una reivindicación legítima. No estamos pidiendo nada más al Gobierno”.

Los rapa nui son indígenas polinesios que viven en la Isla de Pascua, famosa por sus grandes cabezas talladas en piedra, conocidas como “moai”. La isla fue incorporada al territorio de Chile en 1888 a pesar de encontrarse a más de 3.000 km de la costa sudamericana.

El aumento del turismo y de la colonización de la pequeña isla ha incrementado la presión sobre los habitantes nativos, que se niegan a la privatización de sus territorios ancestrales.

El presidente parlamentario de la isla, Leviante Araki, dijo en declaraciones a una radio chilena: “Estamos dispuestos a morir, no aceptaremos que vengan para manejar nuestra propiedad. No, no nos iremos nunca”.

Entre tanto, el ministro del Interior chileno expresó su esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo, pero confirmó que continuarán desalojando a los ocupantes ilegales. “En nuestro país, nadie puede vivir fuera de la ley”, dijo.