Experto brasileño da la voz de alarma por los indígenas no contactados

Indígenas no contactados en Brasil vistos desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en mayo de 2008.
Indígenas no contactados en Brasil vistos desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en mayo de 2008.
© G. Miranda/FUNAI/Survival

Uno de los principales expertos de Brasil sobre indígenas aislados ha advertido de que los madereros podrían ser la causa de conflictos violentos entre pueblos indígenas no contactados de la frontera entre Brasil y Perú.

José Carlos Meirelles, que ha trabajado con los indígenas de la región durante décadas, dijo que las tensiones en la zona han ido en aumento desde 2006, a medida que los madereros ilegales han ido penetrando en la selva de la parte peruana de la frontera.

Se cree que la invasión de los madereros ha empujado a los indígenas aislados al otro lado de la frontera, al estado brasileño de Acre, que es el territorio de pueblos indígenas vecinos que probablemente se resistirán a la intrusión.

Meirelles añadió que el número de indígenas no contactados en Acre va en aumento, y que su población probablemente se haya duplicado en los últimos 20 años.

Ahora se piensa que en Acre podría haber hasta 600 indígenas no contactados, pertenecientes a cuatro comunidades distintas.

Los indígenas no contactados son extremadamente vulnerables, ya que tienen poca o ninguna inmunidad frente a enfermedades comunes como la gripe, la varicela o las paperas. Muchos han muerto en el pasado cuando las epidemias de enfermedades anteriormente desconocidas diezmaron sus poblaciones.

La política de FUNAI, el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño, es proteger la tierra de los indígenas no contactados para que puedan ser libres y vivir sin amenazas externas.

Meirelles ya había señalado anteriormente los peligros que la tala ilegal en Perú conllevan para los indígenas aislados del estado de Acre, pero la tala continúa a un ritmo frenético.

Lee más sobre la advertencia realizada por Meirelles (en portugués).