Súplica desesperada de los nukak para volver a casa

Muchos nukak se han visto obligados a abandonar su hogar en la selva, y ahora viven en campos de refugiados fuera de la jungla.
Muchos nukak se han visto obligados a abandonar su hogar en la selva, y ahora viven en campos de refugiados fuera de la jungla.

© Arnau Blanch/Survival

Un líder del pueblo indígena nukak de la Amazonia colombiana ha hecho un llamamiento desesperado por la supervivencia de su pueblo ante el más alto comité de derechos humanos del país.

En palabras del propio líder, Joaquín Nuká: “Queremos volver a nuestra selva, de donde nos sacaron los guerrilleros de las FARC y no sabemos el porqué”.

Los nukak son un pueblo indígena cazador-recolector de la región de Guaviare en el sureste de Colombia. Las FARC, la guerrilla de izquierdas colombiana, les han obligado a abandonar sus tierras con la excusa de que los nukak ponen en riesgo sus operaciones ilegales en la zona.

Desde que abandonaron la selva por primera vez en 1988, más de la mitad de los nukak han sido exterminados, principalmente por enfermedades comunes causadas por el contacto con foráneos. Ahora los indígenas están intentando adaptarse a un nuevo modo de vida sedentario, y viven a las afueras de las ciudades dependiendo de las ayudas del Gobierno para sobrevivir.

“Allá vivíamos con los alimentos de la selva… La comida que nos dan acá en San José es buena, es de blancos, pero a los niños los molesta, nos hace falta el alimento de selva”, dijo Joaquín a la emisora de radio nacional Caracol.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno y de la guerra contra las drogas, que ha recibido mucha financiación de Estados Unidos, el cultivo de coca para producir cocaína sigue arrasando la región.

Uno de los métodos más polémicos que se emplean para erradicar la coca implica fumigar los cultivos con pesticidas mortales desde aviones. Esto sólo ha servido para empujar a los agricultores hacia regiones cada vez más remotas de la jungla, provocando violencia contra las comunidades indígenas que viven allí.

El vicepresidente del comité, el senador Alexander López, manifestó: “El desplazamiento forzado… en especial de las comunidades indígenas de pueblos originarios como los jiw y los nukak, amenaza de forma integral su supervivencia como pueblos… Los indígenas deberían regresar a sus territorios inmediatamente y su forma de vida debería ser protegida con dignidad".

Los nukak son uno de los 32 pueblos indígenas que se enfrentan a la extinción en Colombia según la organización indígena nacional ONIC. Survival está haciendo campaña para que los nukak puedan regresar a su reserva, con la condición de que se garantice su seguridad y de que reciban cuidado médico adecuado.

Según declararon hoy fuentes internas de Survival, “la desesperada y deprimente situación de los nukak ya dura demasiado. Los nukak y otros pueblos indígenas son los que soportan el peso de las políticas equivocadas del Gobierno en su guerra contra las drogas.”