Se filtra un plan para reasentar a los penanes mientras el bloqueo continúa

El bloqueo de los penanes a la presa de Murum comenzó el 26 de septiembre

El bloqueo de los penanes a la presa de Murum comenzó el 26 de septiembre
© SCANE/Survival

Mientras los indígenas penanes mantienen el bloqueo de la carretera de acceso a la polémica presa de Murum, que dura ya dos semanas, se han filtrado los planes para reasentar a la tribu.

La indignación crece entre los miembros de esta tribu, que dicen haber sido “manipulados” y “engañados” por el Gobierno de Sarawak, que ya está abriendo el camino para dejar paso a la presa.

Los penanes de Murum dicen que se los ha mantenido “en la más completa oscuridad” sobre los planes de reasentamiento, a pesar de que la construcción de la presa comenzó hace ya cuatro años y de que quedan pocos meses para que sus tierras ancestrales queden completamente inundadas.

Sin embargo, el velo de secretísimo se ha roto con la filtración de un “Plan de Acción para el Reasentamiento”, obtenido por Sarawak Report, que pone en evidencia cómo el Gobierno está utilizando las negativas consecuencias de la tala incontrolada de la selva de los penanes para justificar el reasentamiento de la tribu.

Según el plan: “puesto que su medio ambiente se ha degradado debido a la tala y al desarrollo de plantaciones (…) los penanes necesitan ahora invertir más tiempo en la plantación de cultivos tanto para su subsistencia como para su venta”.

Los planes prevén reasentar a los penanes en “suficiente tierra cultivable (…) para facilitar su transición a la agricultura comercial”, a pesar de que hay evidencias de que los penanes dependen de la selva para el 75% de sus medios de subsistencia.

Un penan ha dicho: “El Gobierno nos está engañando, no se nos ha dado gran parte de lo que esperábamos y de lo que el Gobierno nos dijo, y esto nos indigna”.

Los penanes de Malasia dependen enormemente de la selva, que será destruida para dar paso a la presa.

Los penanes de Malasia dependen enormemente de la selva, que será destruida para dar paso a la presa.

© Survival

Los planes también ponen de manifiesto la obstinada postura del Gobierno de Sarawak con respecto a la presa. El documento afirma: “No se tuvieron en consideración otras alternativas al proyecto porque la construcción de MDHEP (la presa de Murum) ya había comenzado”.

Los penanes mantienen su bloqueo de la carretera de acceso a la presa de Murum e insisten en que no se irán hasta que puedan participar en las negociaciones para alcanzar un acuerdo justo.

Madai Salo, el líder de la comunidad penan de Long Luar, ha declarado: “El Gobierno y los ministros han manipulado nuestras palabras, nunca dijimos que apoyaríamos la presa, nunca pedimos la presa, nunca apoyamos la presa”.

En palabras de otro indígena que se encuentra en el lugar del bloqueo: “Tanto si son dos semanas, como un mes o un año, no nos moveremos de aquí hasta que respondan a nuestras peticiones”.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Los planes filtrados ponen en evidencia la duplicidad del Gobierno de Sarawak sobre el proyecto de presa en Murum. Al parecer no se detendrán ante nada e intentarán ocultarlo todo. El bloqueo de los penanes demuestra su voluntad de permanecer firmes. Merecen ser escuchados y al menos ser parte de este proceso de reasentamiento”.